Noticias
Autor: Reporte Minero , 6 de agosto de 2020

Electromovilidad: potencialidades, beneficios y desafíos para nuestro país

Compartir

Nuestro país se ha transformado en líder regional en el desarrollo de este ámbito, especialmente en el transporte colectivo

Desde que la electromovilidad se instalara como tema en 2017, Chile se ha transformado en líder regional en su desarrollo especialmente en el transporte colectivo y en las flotas de empresas privadas, siendo el país en donde más ha penetrado en Latinoamérica con gran interés de actores públicos y privados.

Así lo destacó Ignacio Santelices, director de la Agencia de Sostenibilidad Energética (SE) el pasado 21 de julio en el marco del webinar "Por qué Chile necesita un centro de electromovilidad", en el que se analizaron elementos, brechas y soluciones respecto al futuro "Centro de Electromovilidad" impulsado por CORFO mediante un concurso que busca seleccionar la mejor propuesta para su generación.

Hay que recordar que la Universidad de Chile, en conjunto con 61 instituciones públicas y privadas, presentaron en mayo pasado la propuesta "Centro de Aceleración Sostenible para la Electromovilidad (CASE)", cuyo objetivo es desarrollar y acelerar su inserción a través de un portafolio de proyectos de desarrollo e innovación aplicada (I+D+i), políticas públicas y desarrollo de capital humano.

"Hoy en día las energías renovables están bajando sus precios y va a ser más productivo recurrir a la electromovilidad que usar gasolinas comunes”, destacó Santelices, quien señaló que nuestro país está en un buen pie para asimilar la electromovilidad desde una mirada de competitividad y la productividad.

En la misma línea el decano de la FCFM, Francisco Martínez, valoró la capacidad de generación de energía solar que tiene el norte de Chile. “Podríamos exportar energía eléctrica a toda Latinoamérica. Por lo tanto, en lo que nos vamos a transformar notablemente es en un exportador, razón por lo que utilizar electromovilidad en nuestro sistema productivo y de servicios es natural”, dijo.

El decano Martínez señaló que el futuro centro de electromovilidad tendrá muchos roles por coordinar, así como aportar en investigación. “La electricidad y transporte son sistemas que funcionan en redes. La infraestructura es propia de cada país. Y ahí hay una contribución que podemos hacer desde la investigación aplicada y la tecnología. Hay una serie de elementos que nos va a hacer disfrutar prontamente de esta tecnología; la tecnología ya está acá y ahora manos a la obra, tenemos que trabajar para que funcione en un alto estándar”, agregó.

Trabajo colaborativo

El investigador del Centro de Energía de la FCFM, Williams Calderón, abordó los principales elementos tecnológicos que podrían ser resueltos desde la academia en base a las brechas que plantea CORFO. “Dentro de los conceptos que deben involucrar este cambio tecnológico están asociados con la transformación digital y con el capital humano. De esta manera, también surgen preguntas como qué hacer con una batería en su segunda vida o cómo operar los vehículos para lograr una mayor vida útil”, opinó el académico.

Según Calderón la electromovilidad se puede concebir como parte de la Cuarta Revolución Industrial, en que el acceso de información juega un rol determinante en la toma de decisiones. “Esta tecnología nos abre la oportunidad de subirnos a ese carro en el transporte. La idea es que con las capacidades y la visión que tiene el Centro podamos ser el puente, entre una tecnología que está creciendo en el mundo y los usuarios (personas, organismos públicos y empresas) en Chile, y con eso poblar la cadena de valor de la electromovilidad, que existan empresas chilenas que se potencien como proveedores y que puedan salir al extranjero. Lo anterior, tiene un impacto en el empleo y desarrollo de la economía. Desde esa perspectiva, es una gran oportunidad que tenemos y la visión que nosotros le dimos al Centro de este trabajo en conjunto apunta en ese sentido”, destacó Calderón.

Responsabilidad Social

Powered by Global Channel