Naturaleza Protegida
Autor: Agustín de Vicente , 15 de abril de 2021

Medio Ambiente destacó importancia de aprobar ley que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas

Compartir

Su creación e implementación ha sido un compromiso presente en los programas de Gobierno desde el año 2006 hasta el presente, y transversalmente impulsado por el mundo político, científico, la academia y la sociedad civil.

El proyecto de ley que se discute actualmente en la Cámara de Diputados, crea un servicio público descentralizado, dedicado exclusivamente a la conservación de la naturaleza, que quedará sometido a la supervigilancia del Presidente de la República a través del Ministerio del Medio Ambiente y tendrá a su cargo la gestión del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, que integrará todas las áreas protegidas del país -terrestres, marinas, públicas y privadas-, actualmente dispersas bajo cinco ministerios distintos.

El SBAP contará con una normativa específica para la conservación del patrimonio natural del país en todo el territorio, con una regulación robusta que incluye una serie de instrumentos que permitirán hacer frente a las principales amenazas que hoy enfrenta la naturaleza, tanto dentro como fuera de las áreas protegidas.

¿Por qué requerimos un Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas?

  • Nos permitirá contar con un servicio público cuyo único objetivo y misión es la conservación de la naturaleza en todo el territorio, y cuya gestión será estratégica para el país, generando un mayor bienestar y calidad de vida para los habitantes.
  • Contaremos con un servicio público descentralizado que administrará todas las áreas protegidas del Estado, terrestres y marinas, bajo distintos modelos de gobernanza que permitirán la participación efectiva de la sociedad civil y comunidades locales e indígenas, y supervisará las áreas protegidas privadas, bajo un único sistema nacional.
  • Mejoraremos sustancialmente el financiamiento público de las áreas protegidas, generando un salto importante en el presupuesto destinado a la conservación desde $15.000 millones a cerca de $40.000 millones al año en régimen.
  • Contaremos con una normativa fuerte y clara para nuestras áreas protegidas, y con instrumentos de gestión para la conservación hoy inexistentes, como los planes de erradicación, control y gestión de especies exóticas invasoras, planes de restauración ecológica y un sistema nacional de información y monitoreo de la biodiversidad, entre otros.
  • Porque la protección de la naturaleza y la implementación de las áreas protegidas es clave para la mitigación y adaptación al cambio climático, y para enfrentar este desafío necesitamos contar con un Servicio público dedicado exclusivamente a estos objetivos.

Aclaración frente a los mitos y falsedades que se han dicho sobre este proyecto de Ley SBAP

 

Tramitación en silencio y privatización de áreas protegidas”

El proyecto inició trámite en el año 2011, llevando ya más de 10 años de discusión legislativa, con más de 1.600 indicaciones por parte de parlamentarios en ambas cámaras, un proceso de consulta indígena que involucró a más de 2.000 organizaciones representativas de pueblos originarios y un año de trabajo exclusivo con dichas organizaciones, numerosas reuniones con guardaparques de CONAF y trabajadores de las áreas protegidas, como también una mesa técnica asesora compuesta por destacados líderes ambientales y científicos que generaron recomendaciones al proyecto de ley.

Responsabilidad Social

Powered by Global Channel