Innovación Social
Autor: Agustín de Vicente , 28 de julio de 2021

Trichomemania: El bioestimulante coquimbano que llegó al mercado mundial de la cannabis medicinal

Compartir

La Trichomemania es elaborada en Chile y su origen está basado en la economía circular.

Trichomemania es el nombre de este poderoso bioestimulante elaborado a partir de quitosano y que tiene la función de inducir los mecanismos de defensa vegetal contra diferentes agentes externos

Es elaborado a partir del caparazón de camarones y langostinos chilenos, por lo que es orgánico y 100% natural. La innovadora propuesta fue desarrollada por la empresa coquimbana, Crustanic, quienes se dedican a la fabricación de productos con origen en la economía circular. 

En cuanto a sus beneficios, Trichomemania estimula la raíz, activando la resistencia sistémica adquirida (systemic acquired resistance) de la planta, mejorando el crecimiento de los tallos, aumentando la producción de los frutos, incrementando la calidad de los tricomas, brindándole mayor espesor a la resina y potenciando los terpenos.

De esta manera, actúa sobre la germinación, la cual se da de forma más rápida y sobre la fotosíntesis, donde posibilita un mayor desarrollo vegetativo, otorgando una mayor masa foliar. Además, el quitosano tiene la propiedad de actuar como un agente antimicrobiano, al inhibir el crecimiento de hongos, bacterias y virus fitopatógenos.

Actualmente, el producto está siendo comercializado en Estados Unidos y apunta a un nicho específico y emergente que cultiva cannabis sativa de manera más avanzada y con mayores cuidados. Además, es elaborado 100% en Chile.

Responsabilidad Social

Powered by Global Channel